Si ya has visitado más de una vez Londres, Liverpool o Edimburgo hoy te proponemos una ruta por algunos de los pueblos con más encanto, y menos conocidos, de El Reino Unido. Aquí van cinco, aunque podrían ser muchos más:

pueblosmasfamososreinounido

Stratford-upon-avon.

Conocido por ser el lugar de nacimiento de William Shakespeare (allí se encuentra la casa en que nació) y situado a orillas del río Avon, en las West Midlands, se trata de uno de los pueblos con más encanto de todo el Reino Unido. Su casco antiguo permanece excelentemente conservado desde hace cinco siglos y los viajeros que recorren sus calles pueden disfrutar de visitas guiadas por los rincones más emblemáticos en los que vivió el genial escritor: el taller de guantes de su padre, su colegio, el pub The Bell Inn, la iglesia de la Trinidad, donde fue bautizado y enterrado. Por supuesto en existen otras atracciones no-shakespearianas los jardines de Bancroft, y el pub Black Swan (o 'Dirty Duck') frecuentado por actores y celebridades británicas.

Castle Combe

Uno de los famosos  pueblos de Los Cotswolds, a Castle Combe se llega a través de una estrecha carretera comarcal que discurre entre bosques y pastos en el condado de Wiltshire. Con apenas 300 vecinos Castle Combe es un lugar mágico anclado en la Edad Media. Su mercado que se remonta al siglo XIV y sus casas de estilo Cotswold son una joya de la arquitectura inglesa, al igual que su iglesia.  Pero además este pequeño enclave ofrece lugares en los que comer y descansar como The Salutation Inn, que garantizan al viajero una experiencia inolvidable.

Tenby

Este pueblo pequeño pueblo de la costa de Gales, a medio camino entre el océano Atlántico y el mar de Irlanda , está rodeado por una muralla medieval del siglo XIII y es un enclave ideal para perderse en vacaciones. Sus estrechas calles y su hermoso puerto son célebres, al igual que sus playas, que pasan por ser las más bonitas de su litoral. Por supuesto, no podemos olvidar la gastronomía, uno de los puntos que pueden decidir un enclave de vacaciones. Los platos a partir de productos frescos del mar son la mejor opción y en lugares como the Salt Cellar se pueden degustar a precios muy razonables.

Stirling

Stirling está a medio camino entre Edimburgo y Glasgow y es uno de los imprescindibles de cualquier ruta por Escocia. Su encanto se fundamenta en sus calles empedradas y sus casas medievales. Además de su célebre castillo, el monumento a William Wallace, el famoso Argyll’s Lodging, o la iglesia de Holy Rude, con su precioso cementerio. Una de las cosas más curiosas que encontramos en Stirling es la Mercat Cross, una columna coronada con la estatua de un unicornio. Este tipo de símbolos, muy frecuentes en Escocia, se utilizaban para indicar que la ciudad tenía permiso del rey para albergar un mercado. Sin duda un lugar que merece la pena visitar si piensas ir a Escocia.

Plockton

También situado en Escocia es, para muchos, el pueblo más bonito de todo el Reino Unido. Este precioso pueblo pesquero se fundó alrededor de la bahía. Las casas de los pescadores le dan un aspecto bohemio y tradicional, en contraste con los frondosos bosques que le rodean y la calma del lago Carron. Son especialmente célebres sus atardeceres, que han congregado a muchos artistas. Muy cerca se encuentra también  el castillo de Duncraig, una típica mansión británica que merece la pena no perderse.


Y hasta aquí nuestra elección de pueblos pintorescos, pero ¿cuál sería la tuya?

***********************************

Entrena tu inglés con BrainLang. sin Cursos, Sin Clases, Sin Rollos.

 

 

Aunque muchos asocian San Valentín la antigua Roma y concretamente con el mártir Valentín que fue ajusticiado hacia el año 270 por el emperador Galieno por casar parejas en secreto., esta creencia no es más que un mito popular que ha ido creciendo con el tiempo. La realidad es que la referencia documentada más antigua sobre San Valentín nos remonta a Inglaterra en el Siglo XIII, y más concretamente al poema The Parlament of Foules -“El Parlamento de las aves”-, escrito entre 1381-1383 por el poeta inglés Geoffrey Chaucer.

love2 1598x900

Lo que no está claro es si Chaucer fue el primero en asociar San Valentín con el amor o si ya existía alguna tradición oral anterior que hubiese llegado a oídos del poeta. El hecho es que la idea de celebrar una fiesta en honor de los enamorados se convirtió pronto en una celebración popular que no hizo más que crecer desde entonces y expandirse a lo largo de los siglos por todo el mundo. De hecho hoy día San Valentín es una de las celebraciones más globales a pesar de que cuenta con casi tantos detractores como fieles devotos y que nos deja algunas interesantes curiosidades.

Como ejemplo en Japón. Allí San Valentín se celebra con un festival llamado Tanabata que consiste en que las mujeres deben regalar chocolates a los hombres para agasajarles como muestra de amor. Este festival tiene lugar el 14 de febrero, al igual que en el resto del mundo, sin embargo los hombres no responden a sus enamoradas hasta un mes después, concretamente el 14 de marzo, tiempo que dedican a valorar si su pareja merece un buen regalo de vuelta o en cambio un ramo de flores marchitas.

En España la fiesta se celebra el 14 de febrero, excepto en Cataluña, donde se traslada al 23 de abril, día del libro y día de la rosa y fecha que aprovechan los enamorados para regalarse una flor en señal de amor.

En EE.UU en cambio la fiesta se celebra por todo lo alto regalando, sobre todo, tarjetas de San Valentín que los enamorados se dedican el uno al otro. El año pasado más de un millón de tarjetas se vendieron solo durante ese día.

Pero no todo es almibar, también en Estados Unidos grupos feministas crearon el  Quirkyalone day, Una especie de anti San Valentín dedicado a todos esos solteros/as que reivindican su derecho a celebrar el amor sin pareja, libres de obligaciones y de costumbres consumistas.

Así que ya sabes, tanto si eres fan del amor romántico como si no, elige la fiesta y el motivo que prefieras y ¡disfruta del 14 de febrero!

************************************

Entrena tu inglés en BrainLang. SIn Cursos, Sin Clases, Sin Rollos.

 

No es ningún secreto que, para una gran mayoría la “cocina inglesa” es una gran desconocida. Su fama se reduce, casi en exclusiva, al uso de mantequilla como aderezo a los guisos y las famosas fish and chips, pero lo cierto es que, aunque la comida inglesa no sea tan rica en matices y sabores, ni tan variada como la famosa “dieta mediterránea” existen algunos platos que merece la pena probar si tienes pensado hacer una escapada a Inglaterra.

afternoon tea web

Te proponemos unos cuantos:

  • Para empezar, el día en Inglaterra se empieza con energía, nada de un café con leche y al trabajo. Allí se degusta el famoso Full English Breakfast
    Es decir: salchichas, huevos fritos, beicon bien crujiente, baked beans –judías pequeñas con salsa de tomate muy típicas en toda Gran Bretaña-, y, por supuesto, tostadas… Sin duda una manera contundente de empezar el día, si te sientes preparado para poder digerirlo, claro.
  • Si lo que quieres es probar un plato casero típico, te recomendamos el Sunday roast. Muy típico de las comidas familiares de los domingos el Sunday Roast es un asado preparado con diferentes carnes ( cerdo, ternera ó cordero ) y acompañado de patatas asadas, yorkshire, salchichas (sí, más salchichas) y verduras de temporada, y regado todo ello por la famosa salsa gravy.
  • El famoso Shepherd´s Pie. Otro plato contundente, “El pastel de pastor” es un delicioso plato (que no un dulce) preparado a base de sofrito de carne picada de cordero aderezada con verduras –cebolla, zanahoria, puerros… y regados con un chorrito de vino tinto. Todo ello cubierto de puré de patata que se prepara por separado y luego, una vez junto, se gratina al horno a fuego lento. Un manjar que no te puedes perder.
  • Otra de las clásicas recetas de la gastronomía inglesa son las famosas Cornish pasty. Se trata de una especie de empanada, de tamaño mayor que las “empanadillas” españolas, cuyo origen está en la región de Cornwall, al sureste de Inglaterra. Estas empanadas rellenas eran el almuerzo típico de los mineros de la zona. Su relleno está hecho de una mezcla de carne y verduras y el exterior es lo suficientemente grueso para mantener el interior caliente y apetitoso durante un buen rato, por lo que cumplían a la perfección su función de ser una buena elección para un largo y duro día de trabajo. Un plato tradicional y delicioso que, sin duda, no te decepcionará.
  • Y por supuesto no podía faltar el English afternoon tea. Porque no podemos irnos de Inglaterra sin degustar una merienda tradicional: El famoso e insustituible té inglés. Pero el “english afternoon tea” no es solo té. Además de una buena taza, solo o con leche, la merienda se acompaña de todo tipo de pasteles, sándwiches, cupcakes, los famosos Victoria sponge –bizcocho relleno de mermelada- y unos deliciosos scone– unos bollitos que se untan en nata y mermelada . Una merienda lo bastante contundente como para que te vayas a la cama sin necesidad de cenar.

¿Te hemos abierto el apetito? Pues ya sabes, si tienes pensado hacer una escapada a Inglaterra olvídate de las Fish and chips y no dejes pasar la oportunidad de degustar estas deliciosas recetas.

 

***********************************************************

Entrena tu inglés en BrainLang. Sin Cursos, Sin Clases, Sin Rollos

 

 

Usamos cookies con fín de mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando en BrainLang das a entender que las aceptas.