El secreto para hablar inglés con fluidez

La intuición nos dice que para dominar algo hay que practicar. Así, con el inglés pasa eso: estudiando se aprende poco y los grandes progresos llegan escuchando, entendiendo y hablando, no estudiando gramática o memorizando vocabulario.

 Llevas varios años intentándolo con el inglés. Has hecho tantos ejercicios que contarlos no tiene sentido. Sientes que es injusto porque te esfuerzas pero, en cambio, no consigues resultados.

 Lamentamos decirte que el esfuerzo no es tan importante. Bueno, sí lo es, pero no sirve de absolutamente nada si no lo aplicas en un método adecuado. Y muy posiblemente, ese sea tu problema, como lo es para millones de personas en el mundo.

 

Durante muchos años seguramente has creído que el inglés era aburrido. O que al menos era la típica asignatura tostón que te generaba problemas en el instituto. Pero eso no es más que un pensamiento derivado de una mala experiencia.

A todos nos ha pasado. Incluso a muchos miembros del equipo de BrainLang (a los que no somos nativos ingleses, por lo menos).

Pero no, el inglés no es aburrido ni es un problema. O no lo es más que el castellano, el italiano, el chino o el malayo.

TE PUEDE INTERESAR:

 

BRAINLANG TAGS:

 

¿AÚN TIENES DUDAS?

Usamos cookies con fín de mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando en BrainLang das a entender que las aceptas.

img pruebalo gratis