Aprender inglés en vacaciones

Seguramente llevas buena parte del año aprendiendo inglés, tal vez has encontrado una pareja lingüística o puede que hayas dado con vídeos para aprender inglés que te funcionan de verdad. Sea lo que sea, si has dado con un buen método para mejorar tu nivel de inglés, no lo abandones en vacaciones. Te contamos por qué.

La constancia: el secreto para aprender inglés

Las vacaciones son un concepto para el mundo laboral, en el cual todos necesitamos descansos para mejorar nuestro bienestar y, en consecuencia, nuestra productividad. Necesitamos pausas en todas las facetas de nuestra vida, pero si hablamos de aprender inglés, hay cierto riesgo con los descansos demasiado largos.

¿Cuántas veces, de niño o de adulto, regresaste a las aulas en septiembre para descubrir que habías olvidado un porcentaje importante de lo que sabías? Luego te pones al día, pero, ¿qué hubiera pasado si no hubieras dedicado ese tiempo (cada curso) a recuperar el ritmo? ¿cuánto habrías avanzado si hubieras seguido practicando durante tus vacaciones? Pues quizá tu nivel de conocimiento sería mucho más alto ahora.

 
Los parones prolongados: tu enemigo a la hora de aprender inglés

En efecto: los parones desentrenan cualquier habilidad, especialmente las intelectuales basadas en la práctica, como hablar idiomas.

Además, los expertos en creación de hábitos afirman que es mucho más importante la constancia que no los esfuerzos intensivos (por ejemplo, para estudiar para un examen) a la hora de conseguir resultados. Se logra mucho más haciendo un poco cada día que alternando períodos largos de actividad e inactividad.

aprender ingles mientras aprendes otras materias

Así pues, al descansar de nuestras pesquisas con el inglés, es importante repartir bien las pausas antes que hacer un solo parón anual largo, del que luego es mucho más complicado regresar.

A principios de año te contamos cómo crear hábitos eficaces. En vacaciones solo se trata de mantenerlos o, por lo menos, de no perder el terreno ganado.

Si practicas inglés cada día, puedes bajar el ritmo o espaciar la frecuencia, pero si es un hábito que ya habías logrado, tenías la constancia a tu favor y es fundamental no perderla.

En vacaciones, sigue buscando tu momento para practicar inglés.

Pero ojo, esto de no dejar de aprender inglés en vacaciones solo vale si has dado con elmétodo adecuado que realmente te aporta avances y te motiva. Si llevas todo el curso estudiando, seguramente no te apetecerá seguir haciéndolo en vacaciones. Por eso es fundamental dar con una manera divertida de practicar inglés.

De eso nos encargamos en BrainLang: de tener a tu disposición vídeos para aprender inglés creados por guionistas profesionales. Nuestro algoritmo los selecciona automáticamente según tu nivel y tú solo tienes que preocuparte de disfrutar y ser constante. Y por supuesto, también puedes probar nuestra semana gratis sin compromiso para que tu inglés no haga nunca vacaciones.

 

TE PUEDE INTERESAR:

 

BRAINLANG TAGS:

 

¿AÚN TIENES DUDAS?

Usamos cookies con fín de mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando en BrainLang das a entender que las aceptas.

img pruebalo gratis