Cada vez más evidencias demuestran que, aprender un segundo idioma, no es solo una enorme ventaja para nuestra vida sino que, además, es un entrenamiento esencial para mantener saludable y en forma nuestro cerebro. Concretamente dominar más de una lengua produce resultados beneficiosos a largo plazo y ayuda a prevenir, retrasar o atenuar, los efectos de algunas de las enfermedades neurodegenerativas más extendidas, entre ellas el Alzheimer.

ejercicio cerebro

La revista científica PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences) de la Academia Nacional de Ciencia de Estados Unidos, publicó recientemente un estudio de los investigadores del hospital San Raffaele de Milán, en el que se ponía de manifiesto un dato relevante relativo al desarrollo de enfermedades neurodegenerativas: Las conclusiones del estudio mostraban evidencias de que el Alzheimer se presentaba más tarde en las personas bilingües y, además, lo hacía con síntomas menos severos.

La enfermedad de Alzheimer (de momento sin tratamiento efectivo) es la forma más común de demencia, y es especialmente relevante en las personas mayores de 65 años de edad. Implica un deterioro cognitivo agudo y trastornos conductuales, pérdida de la memoria inmediata y de otras capacidades mentales a medida que mueren las células nerviosas (neuronas) y se atrofian diferentes zonas del cerebro.


Durante el Estudio del Hospital San Raffaele , los investigadores midieron el impacto de la enfermedad en una muestra de 85 pacientes, una parte de los cuales hablaba dos o más idiomas y la otra solo italiano: las conclusiones mostraron que las personas que padecían Alzheimer y hablaban, al menos, dos idiomas tenían, de media, cinco años de edad más que los que sólo hablan un idioma, y, que aún padeciendo la enfermedad, conservaban una capacidad mayor para reconocer rostros, lugares y otros datos relevantes.

"Al comparar los resultados del estudio se observa que, cuanto más se utilizan dos lenguas, mayor es el nivel de los efectos en el cerebro y mejor es el rendimiento. La cuestión no es tanto conocer dos idiomas, sino usarlos constantemente de una manera activa, y durante toda la vida" en palabras de la investigadora Daniela Perani.

Similares resultados se obtuvieron en 2011, cuando la American Association for the Advancement of Science, presentó los resultados de un Estudio propio, según los cuales, tras analizar 450 pacientes con Alzheimer, aquellos que habían hablado dos lenguas la mayor parte de sus vidas desarrollaron la enfermedad, de media, 5 años más tarde que las personas monolingües

Por tanto parece demostrado que el bilingüismo, la educación y la práctica de determinadas actividades recreativas estimulantes, favorecen la reserva cognitiva: la capacidad de hablar dos idiomas, o más, implica una modificación de la función cerebral a dos niveles: uno sobre la actividad metabólica frontal y otro sobre la conectividad entre las diferentes regiones cerebrales, lo que permite minimizar los efectos negativos de este tipo de enfermedades en las personas bilingües.

Por tanto, la Ciencia nos demuestra que aprender idiomas no solo nos permite comunicarnos con muchas más personas, impulsar nuestra carrera profesional, o acceder a mayor conocimiento, también es el mejor entrenamiento para garantizar la salud de nuestro cerebro a largo plazo.

**********************************************

Entrena tu inglés con el Visual Listening de BrainLang. "Sin Cursos. Sin Clases. Sin Rollos.*

 

TE PUEDE INTERESAR:

 

BRAINLANG TAGS:

 

¿AÚN TIENES DUDAS?

Usamos cookies con fín de mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando en BrainLang das a entender que las aceptas.

img pruebalo gratis