No es ningún secreto que, para una gran mayoría la “cocina inglesa” es una gran desconocida. Su fama se reduce, casi en exclusiva, al uso de mantequilla como aderezo a los guisos y las famosas fish and chips, pero lo cierto es que, aunque la comida inglesa no sea tan rica en matices y sabores, ni tan variada como la famosa “dieta mediterránea” existen algunos platos que merece la pena probar si tienes pensado hacer una escapada a Inglaterra.

afternoon tea web

Te proponemos unos cuantos:

  • Para empezar, el día en Inglaterra se empieza con energía, nada de un café con leche y al trabajo. Allí se degusta el famoso Full English Breakfast
    Es decir: salchichas, huevos fritos, beicon bien crujiente, baked beans –judías pequeñas con salsa de tomate muy típicas en toda Gran Bretaña-, y, por supuesto, tostadas… Sin duda una manera contundente de empezar el día, si te sientes preparado para poder digerirlo, claro.
  • Si lo que quieres es probar un plato casero típico, te recomendamos el Sunday roast. Muy típico de las comidas familiares de los domingos el Sunday Roast es un asado preparado con diferentes carnes ( cerdo, ternera ó cordero ) y acompañado de patatas asadas, yorkshire, salchichas (sí, más salchichas) y verduras de temporada, y regado todo ello por la famosa salsa gravy.
  • El famoso Shepherd´s Pie. Otro plato contundente, “El pastel de pastor” es un delicioso plato (que no un dulce) preparado a base de sofrito de carne picada de cordero aderezada con verduras –cebolla, zanahoria, puerros… y regados con un chorrito de vino tinto. Todo ello cubierto de puré de patata que se prepara por separado y luego, una vez junto, se gratina al horno a fuego lento. Un manjar que no te puedes perder.
  • Otra de las clásicas recetas de la gastronomía inglesa son las famosas Cornish pasty. Se trata de una especie de empanada, de tamaño mayor que las “empanadillas” españolas, cuyo origen está en la región de Cornwall, al sureste de Inglaterra. Estas empanadas rellenas eran el almuerzo típico de los mineros de la zona. Su relleno está hecho de una mezcla de carne y verduras y el exterior es lo suficientemente grueso para mantener el interior caliente y apetitoso durante un buen rato, por lo que cumplían a la perfección su función de ser una buena elección para un largo y duro día de trabajo. Un plato tradicional y delicioso que, sin duda, no te decepcionará.
  • Y por supuesto no podía faltar el English afternoon tea. Porque no podemos irnos de Inglaterra sin degustar una merienda tradicional: El famoso e insustituible té inglés. Pero el “english afternoon tea” no es solo té. Además de una buena taza, solo o con leche, la merienda se acompaña de todo tipo de pasteles, sándwiches, cupcakes, los famosos Victoria sponge –bizcocho relleno de mermelada- y unos deliciosos scone– unos bollitos que se untan en nata y mermelada . Una merienda lo bastante contundente como para que te vayas a la cama sin necesidad de cenar.

¿Te hemos abierto el apetito? Pues ya sabes, si tienes pensado hacer una escapada a Inglaterra olvídate de las Fish and chips y no dejes pasar la oportunidad de degustar estas deliciosas recetas.

 

***********************************************************

Entrena tu inglés en BrainLang. Sin Cursos, Sin Clases, Sin Rollos

 

 

TE PUEDE INTERESAR:

 

BRAINLANG TAGS:

 

¿AÚN TIENES DUDAS?

Usamos cookies con fín de mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando en BrainLang das a entender que las aceptas.

img pruebalo gratis