A todos nos gusta opinar. De fútbol, de cine y hasta de geopolítica internacional, si se tercia. Quizá por eso no falta quien, con un nivel de inglés que no pasa de hello very well thank you, aún no se ha enterado que lo que hace tanto tiempo que repite es un mito.

  1. Si hace tiempo que no estudias, no lo conseguirás
    Falso. ¡Es que el inglés no se estudia! En todo caso se estudia su gramática o su ortografía. Cualquier edad y momento vital son buenos para aprender un idioma. Aunque hay un pero. Hay métodos bastante arduos (memorización o repetición) que pueden resultar aún más dificultosos si hace años que no se estudia. Solución: optar por un método centrado en entender y hablar inglés como BrainLang.

    Descubre más falsas creencias sobre el aprendizaje de inglés

  2. Los niños aprenden inglés más rápido.
    Falso. El aprendizaje de los niños está muy mitificado. Es cierto que son el ejemplo perfecto de absorción de conocimientos inconsciente pero también lo es que tardan varios años en dominar un idioma mientras que un adulto, con el método correcto, podría entender y hablar una segunda lengua en poco más de un año. En realidad, el aprendizaje de idiomas en los niños es bastante ineficaz, básicamente porque lo compatibilizan con la formación de su cerebro. De hecho, saber hablar un idioma y tener sus estructuras lingüísticas asumidas es lo que más facilita el aprendizaje. Cuidado: ¡eso no quita no sea una muy buena idea enseñar idiomas a los niños desde muy temprano!

  3. Tienes que buscarte un profesor de inglés nativo
    Falso. No es tan fácil. Si practicas tu inglés con un nativo extranjero para entenderlo y hablarlo mejor, adelante. Pero la metodología tradicional (ejercicios, memorización, gramática) no produce avances relevantes en la gran mayoría de los niveles, así que el hecho de que un nativo te haga de profesor no cambia nada. El problema es que aprendiendo vocabulario y recitando verbos no vas a ninguna parte si no haces un uso real del idioma

  4. La mejor forma de aprender inglés es irse al extranjero
    Verdadero. Volverás hablando mucho mejor que antes. Pero lo vas a pasar mal porque precisamente aprenderás con el método de mamá pájaro: saltando del nido y aprendiendo a volar sobre la marcha para sobrevivir a la caída. No te vas a morir por no saber pedir una cerveza, pero tu estancia en un país anglosajón no será tan plácida como imaginas. Si te interesa, en este otro artículo repasamos 3 pros y 3 contras de irte al extranjero a aprender inglés.

  5. Los métodos online no funcionan
    Falso. Si replicamos los errores pedagógicos que se cometen en las aulas, el método online no funciona pero si se trata de entrenar tu inglés con contenidos interesantes y adaptados a tu nivel… ¡Ya es otra cosa! Compruébalo en nuestra demo gratuita.

  6. A más ejercicios, mejores resultados
    Falso. Cuantos más ejercicios hagas más bueno serás… haciendo ejercicios. El inglés no es fill in the gaps o responder preguntas sobre un listening. Es comprender conversaciones y textos reales, ser capaz de entenderlo y hablarlo. Mientras que los ejercicios tienen un rol fundamental para comprender la gramática, este conocimiento no es clave para entender y hablar inglés.

  7. Para aprender inglés, basta con ver películas o series.
    Falso. Es verdadero solo en algunos casos: en los que el contenido tiene el nivel justo que necesitas. Te contamos más en este artículo sobre aprender inglés viendo tus series favoritas.

¿Tienes más dudas? No duces en hacérnoslas llegar a través de Facebook o Twitter.

TE PUEDE INTERESAR:

 

BRAINLANG TAGS:

 

¿AÚN TIENES DUDAS?

Usamos cookies con fín de mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando en BrainLang das a entender que las aceptas.

img pruebalo gratis