Cómo aprender inglés rápido y sin estudiar (y cómo BrainLang te ayuda a conseguirlo)

Si has llegado hasta este post es porque, seguramente, has intentado estudiar inglés muchas veces y sigues sin conseguirlo. Pues tenemos algo que decirte: Igual que no estudiamos el idioma materno cuando somos bebés y lo adquirimos de forma natural, se puede hacer lo mismo con un segundo idioma. Para aprender a ir en bici no hace falta estudiar si no practicar. Te damos varias ideas para empezar a aprender inglés rápido y sin estudiar:

Aprende inglés rápido y sin estudiar. ¡Entrena el oído!

  1. Empieza a entrenar tu oído.

El mejor método para aprender inglés es centrarte en un sentido: el oído. Hay muchos estudios científicos que demuestran que, de las cuatro habilidades básicas del lenguaje (Listening, Reading, Speaking y Writing), es el Listening es el que tira de todas las demás y te permite progresar hasta 5 veces más rápido. Ten en cuenta que el cerebro integra el lenguaje a través del oído y por eso tenemos que entrenar este antes de poder empezar a hablar un idioma.

Si te gusta la música, escoge canciones en inglés y busca en google la letra. Procura seguirla mientras la lees y busca las palabras o frases que no entiendas. Una vez te aprendas el estribillo, y incluso algunas estrofas, empezarás a escucharla con otros oídos. 

También existen aplicaciones para aprender inglés a través de audios. Otra idea para entrenar el oído es escuchar podcast. Son fantásticos para aprender inglés online y gratis. Escoge temas fáciles, incluso que domines en castellano, para que te sea más sencillo al principio.

Para aprender inglés de verdad, el secreto está en mejorar el listening todo lo posible. A base de escuchar audios en inglés puedes sacarte perfectamente los listening del B1 y del B2 sin necesidad de estudiar.

2. No te agobies. ¡Cero estrés!

Se trata de que aprendas disfrutando. No te agobies. No tienes que entenderlo todo a la primera y permanecer concentrado al máximo. Si una actividad no te gusta, dejarás de hacerla. Eres humano. 

Como cuando eras niño/a, lo más importante es empezar entendiendo algunos mensajes. El contexto y la práctica irán ayudándote progresivamente a entender cada vez más, lo mismo que ocurrió cuando aprendiste tu lengua materna.

Está demostrado científicamente que lo que se aprende en un ambiente relajado, natural y de disfrute, permanece más en la memoria. Así lo explica el lingüista americano Stephen Krashen (Univ Southern California) en su teoría Language Acquisition y así es como en BrainLang hemos creado la metodología Visual Listening que te contamos más abajo.

3. Integra el inglés en tu vida. Empieza dedicándole 5 minutos al día.

Está científicamente demostrado que nuestro cerebro se entrena mejor en periodos cortos. Los mejores resultados para aprender algo no se consiguen dedicándole horas y horas a una misma materia. No necesitas hincar codos al máximo sino usar unos pocos minutos con una buena atención y tratando de que sean divertidos y estimulantes.

Créate un hábito diario y comienza dedicando 5 minutos a ver vídeos cortos en inglés o escuchar pequeñas historias. Puedes hacerlo mientras te dedicas a una actividad que te guste como correr, pasear, cocinar o simplemente relajarte en el sofá. Esos 5 minutos se pasarán rápido y poco a poco empezarás a dedicarle 10, 15 o lo que te apetezca, sin darte cuenta. La idea es que no te fuerces a decir “tengo que estar una hora”. Si piensas “tengo que estar 5 minutos” lo harás sin esfuerzo y, como pasarán disfrutando, empezarás  a dedicarle más tiempo.

Como te contaremos más abajo, en BrainLang disponemos de miles de vídeos cortos donde consumir historias fáciles en inglés que te ayudarán a ir integrando el idioma en tu día a día de una manera entretenida.

Aprender inglés rápido y sin estudiar. ¡Usa las redes sociales!

4. Ayúdate de las redes sociales y de Internet

¿Eres de lo que se zampa Instagram Stories de varios minutos? Prueba a seguir cuentas de redes sociales que te gusten en inglés: un grupo de música, un influencer, un medio de comunicación, una marca de ropa… Sus publicaciones irán apareciendo entre las tuyas en castellano a lo largo del día. Normalmente comparten fotos o vídeos con textos cortos. Prueba a entenderlos. El contexto te ayudará.

Si sueles ver vídeos en YouTube sobre cualquier tema que te guste, búscalos en inglés: un tutorial de maquillaje, bricolaje o sobre un juego. Seguro que entiendes mucho más de lo que crees porque hablan de temas que tú ya controlas bastante. 

Leer en inglés es igual de bueno que escuchar. Busca periódicos y webs en inglés de temáticas que te interesen. Que te interesen es la clave. Leer es tan potente como escuchar. Recomendado al 300%.

5. Si puedes viajar, ¡hazlo!

No hay mejor forma de aprender inglés de manera rápida que viajando a un país de habla inglesa. La inmersión lingüística y cultural nos permite estar en contacto diario con la lengua y aprender mucho más rápido.

La necesidad de comunicarnos es un motor fundamental para el aprendizaje. Tendrás que hospedarte en alguna parte, comer y comprar, así que será un momento genial para ir practicando lo aprendido. Lo más probable es que jamás vuelvas a ver a ese camarero al que vas a pedirle un desayuno así que ¿qué importa si no te sale bien la primera vez? ¡Fuera complejos!

BrainLang está pensado para desarrollar las capacidades de comunicación. Entender con el oído es lo fundamental de todo

6. Consulta la gramática, pero recuerda: no pretendas estudiarla.

Tu objetivo es entender con el oído, gracias al contexto y de forma entretenida. Por eso puedes puedes activar los subtítulos en inglés de una serie, consultar la traducciones al español de la letra de una música o visitar las guías gramaticales para consultar cosas concretas y tener un contexto más amplio). Pero recuerda que tu único trabajo es divertirte (cuanto más relajado estés, más aprendes). Comprender la gramática y la fonética, es útil y te ayudará a afianzar tus conocimientos pero no te molestes en estudiarlas como lo haría un lingüista.

Aprender inglés rápido y sin estudiar. ¡Hazlo viendo y escuchando historias!

7. Prueba BrainLang. ¡Deja de estudiar y entrena tu oído!

Hasta ahora ¿qué te han parecido estos consejos? No parece muy aburrido empezar a aprender inglés así, ¿verdad? Pues de eso va BrainLang. De aprender inglés rápido, sin estudiar y de forma siempre entretenida.

BrainLang es la primera plataforma del mundo pensada para aprender inglés sin estudiar. Sólo escuchando y comprendiendo. Entrenando el oído para aprender vocabulario y gramática sin esfuerzo. Lo hacemos a través de la metodología visual listening que consiste en ver historias en vídeo entretenidas y fáciles de comprender adaptadas a tu nivel. Está demostrado que vídeos son mucho más fáciles de consumir y no requieren tanto esfuerzo como otros formatos y está demostrado que las historias se quedan un 90% más en la memoria. 

Hay varios experimentos que demuestran que entrenar el oído es el método más afectivo para aprender inglés. Estos experimentos se realizaron con grupos de control formados por individuos que estaban aprendiendo inglés. Se les dividió por grupos y se les comenzó a enseñar inglés en distintos formatos (a todos con el mismo nivel). Al primer grupo se le enseñó a través de listening, a otro con reading, a otro con speaking y a otro a con writing. Estos estudios demostraron que el grupo que aprendía inglés a través de listening progresaba hasta 5 veces más deprisa en listening (obviamente) ¡pero también en reading, writing y speaking! Hay montones de referencias y artículos científicos que explican el porqué de estos resultados. El resumen es que, como ya hemos dicho, entrenar el oído es el método más afectivo para aprender inglés.

Puedes aprender inglés a base de monólogos, diálogos, vídeos sobre música, ciencia, viajes, gastronomía, deportes, tecnología, etc. ¡Hay gran variedad de temáticas que pueden interesarte!

Te resumimos cómo funciona la metodología visual listening en este vídeo:

Cada entrenamiento consiste en 7 vídeos de historias entretenidas (adaptadas a tu nivel). Puedes elegir entre varias temáticas, verlas con o sin subtítulos y volver a escuchar cualquier frase o parte de la historia que no hayas comprendido. También puedes elegir la velocidad del locutor y ver la traducción de lo que no hayas conseguido entender.

Te lo contamos en detalle en este vídeo:

Podrás entrenar desde cualquier dispositivo, y también cuando no tengas acceso a Internet. Puedes descargar tus entrenamientos en el teléfono y escoger la opción “Listening Relax”. Además no hay cuotas ni plazos. Los entrenamientos no caducan.

Como no hay mejor forma de convencerte que probándolo, puedes empezar BrainLang gratis aquí

Si aún no hemos logrado convencerte de lo fácil y rápido que es aprender inglés con el método visual listening, deja que sean nuestros alumnos quienes te cuenten su opinión. Puedes consultarla aquí.

Qué, ¿te animas?

Aprende inglés 300% más rápido. SIN estudiar. ESCUCHANDO historias NUEVAS cada día.

Descubre BrainLang  Pruébalo Gratis

Listening con video imágenes y subtítulos. Miles de historias entretenidas 🙂
El cerebro adquiere el lenguaje ESCUCHANDO. Estudiar es una pérdida de tiempo. ENTRENA tu oído.
Descubre VISUAL-LISTENING. Aprende inglés más fácil y rápido. Aprende inglés online.