Quizá alguna vez has oído algo como esa chica tiene un aprendizaje visual, y has deducido que necesita ver las cosas para entenderlas. Hay otros llamados estilos de aprendizaje: los auditivos y los kinésicos (a través del movimiento). Al calor de la idea de que todos aprendemos de forma distinta han ido surgiendo distintas teorías educacionales durante los últimos años. ¿Y si hubiera una forma de que el inglés se adaptara mejor a ti?

Cómo adaptar el inglés a tu forma de aprender

Según la teoría de los estilos de aprendizaje un estudiante aprende mejor cuando el método de enseñanza encaja con su estilo de aprendizaje. Es una teoría interesante porque explicaría las diferencias entre alumnos. Sin embargo, más de 60 años después de que se propusiera esta idea sigue sin haber pruebas de que haya distintas formas de aprender. No hay ninguna evidencia que apoye su existencia.

No hay estilos de aprendizaje en inglés. Ni en nada.

Imagina un supuesto niño con preferencia por el aprendizaje auditivo: le vas a djar solo escuchando listenings. ¿Sin más? No tendrá que tratar de comprender nada? ¿Intentarás que alguien entienda la fonética a partir de un aprendizaje visual? Las teorías de los estilos de aprendizaje funcionan porque son una forma de explicarnos a nosotros mismos por qué no aprendemos determinadas cuestiones, por qué se nos atasca el inglés o por qué nos aburre una asignatura. Pero Daniel Willingham, profesor de psicología cognitiva en la Universidad de Virginia, afirma que hay un modo correcto de transmitir cada materia. Si hablamos de dónde se sitúan distintos acentos del inglés, el recurso clave es un mapa. Pero si hablamos de cómo suenan esos acentos debemos recurrir al aprendizaje auditivo. No hay personas más visuales y otras con más orientación al movimiento o a cualquier estilo de aprendizaje: hay una forma de comunicar cada cosa. Tom Bennet, fundador de research ED afirma que elegir la mejor forma de enseñar algo es buena educación. Invertir horas en averiguar el estilo de aprendizaje de alguien es perder el tiempo. Y el tiempo es realmente valioso. Así que, si quieres aprender inglés, debes preguntarte…

Entonces...¿Cuál es la forma correcta de aprender inglés?

Al contrario de lo que dice la teoría de los estilos de aprendizaje: hay una sola forma correcta de aprender inglés. Con ella cualquiera, esté dotado para las lenguas o no puede conseguir su propósito. En el caso del inglés se trata de la teoría del language acquisition. No se aprende más memorizando, asociando a imágenes o repitiendo en voz alta según el estilo de aprendizaje. Según Stephen Krashen el inglés (y cualquier lengua) se aprende comprendiendo mensajes a través de inputs interesantes y comprensibles. Es decir, nuestro cerebro adquiere las estructuras de las lenguas a medida que va entendiendo mensajes reales, no palabras  frases sacadas de contexto. Hay mucha evidencia científica que lo apoya y en BrainLang tenemos miles de historias para compartir contigo esa forma correcta de aprender inglés.

¿La estabas buscando? Enhorabuena. Ya has dado con ella. Pruéba gratis nuestra demo.

TE PUEDE INTERESAR:

 

BRAINLANG TAGS:

 

¿AÚN TIENES DUDAS?

Usamos cookies con fín de mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando en BrainLang das a entender que las aceptas.

img pruebalo gratis