Es a la vez desafío y curiosidad: ¿Cuál es la oración gramatical más corta posible en inglés?

Mucha gente se queda impresionada al descubrir que la oración más corta tiene sólo 2 letras. “Wow! Una oración completa con dos letras, ¿cómo es posible...?”

Para no alargar el “suspense”: esa oración super-corta es “Go!”.

go oracion mas corta desafio

Pero, ¿cómo sabemos que realmente es una oración completa, la más corta, y la única con dos letras)?

En primer lugar: para ser válida, cualquier oración tiene que tener como mínimo un sujeto y un predicado; un verbo (parte del predicado) es imprescindible. La oración más corta posible tendrá que ser un imperativo, pues el sujeto (“you”) está implícito de esa forma verbal, o sea, se sobre-entiende sin necesidad de mencionarlo. “Go” es el imperativo del verbo “to go” (=ir), así que es una oración completa.

Además, el verbo no puede tener ser transitivo, o sea, no puede tener un objeto (lo que llaman un complemento directo, por ejemplo, “tell me”, o “say it”, o “be bad”, o “do it”), porque entonces tendríamos más de una palabra y eso obviamente alargaría la oración.

Al buscar el imperativo de un verbo intransitivo, automáticamente nos vienen a la cabeza verbos de tres o más letras, por ejemplo “drink”, “read”, “eat”, “fly”, “run”, etc.; un verbo con sólo dos letras ganaría. Sabiendo que hay cinco vocales (a - e - i - o - u) y que necesariamente la palabra que buscamos debe incluir al menos una de ellas, recorremos rápidamente todas las combinaciones posibles: “ba”, “be”, “bi”, “bo”, “bu”; “ca”, “ce”, “ci”, “co”, “cu”, etc., y lo mismo con “ab”, “eb”, “ib”, “ob”, “ub”, etc., hasta darnos cuenta la mayoría no son verbos, y que la oración completa más corta que existe en inglés, la única de dos letras que tiene sentido, es: “Go”.

“Go”. Wow! El inglés es increíble, ¿a que sí?

Ahora veamos la oración completa más corta que podemos construir en español. BrainLang siempre recomienda que aproveches al máximo tu lengua materna, por ser tu principal activo a la hora de aprender inglés. Y en este caso la sensación inicial es pensar que no debe haber nada parecido.

Aplicando la misma metodología, probablemente un verbo intransitivo en imperativo tendría las mayores posibilidades de cumplir los requisitos, porque sería una sola palabra. Y como en español sí podemos omitir el pronombre al usar los verbos, no tenemos por qué limitarnos al imperativo. La cuestión es ver el número mínimo de letras necesarias.

Para no alargar el “suspense”: en español hay, no una ni dos, sino trece oraciones de 2 letras (!!).

O sea, que si alguien pensaba que el inglés es “especial”, único y diferente, sólo tiene que mirar su propia lengua materna para darse cuenta que con ella a veces puede hacer lo mismo o más (sólo que nunca se había parado a pensarlo).

Aquí están las trece oraciones completas más cortas que hemos identificado en español, con trece significados diferentes, y dos letras cada una:

           oración   verbo      responde a:                     forma verbal  

    Da      dar      ¿da o no da?                     (presente de indicativo)

    Da      dar      ¿doy o no doy?                 (imperativo)

    Dé      dar      ¿quieres que dé o no?      (presente de subjuntivo)

    Di       dar      ¿diste o no diste?              (pretérito indefinido)

    Di       decir    ¿quieres que hable?         (imperativo)

    Id       ir          ¿vamos o no?                   (imperativo)

    Es      ser       ¿es él o no es?                 (presente de indicativo)

    Sé     saber    ¿sabes o no sabes?         (presente de indicativo)

    Sé     ser        ¿quieres que sea yo?       (imperativo)

    Va      ir          ¿va o no va?                     (presente de indicativo)

    Ve      ir         ¿voy o no voy?                   (imperativo)

                  Ve      ver      ¿ve o no ve?                       (presente de indicativo)

                  Vi       ver      ¿viste o no viste?                (pretérito indefinido)

 

MORALEJA: A veces pensamos en la lengua inglesa como algo complejo, misterioso e impenetrable; pero si analizamos nuestra propia lengua materna (en la cual casi nunca pensamos, porque la hemos automatizado), a menudo descubrimos que es increíblemente parecida a la inglesa, tan sofisticada y tan bella.

Y al hacerlo ponemos en perspectiva muchos temas que nos son presentados como “únicos”, “diferentes”, “oscuros”, “complejos”, etc., y que al contrastarlos con el español pierden todo su misterio (por ejemplo: “schwa”, pronunciación, “phrasal verbs”, “tag questions”, tres tipos de “condicional”, etc.).

A veces una simple curiosidad como “la oración más corta” nos ayuda a sacar conclusiones valiosas, a apreciar el valor de nuestra lengua materna, y a perderle el miedo al inglés. 

Así que, no lo pienses más. . . “GO!”.

 *************************************************************************************

Entrena tu inglés con el Visual Listening de BrainLang. Sin Cursos. Sin Clases. Sin Rollos.*

TE PUEDE INTERESAR:

 

BRAINLANG TAGS:

 

¿AÚN TIENES DUDAS?

Usamos cookies con fín de mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando en BrainLang das a entender que las aceptas.

img pruebalo gratis