10 costumbres inglesas para todos los gustos

10 costumbres inglesas que te sorprenderán

¡Atención a las costumbres inglesas más chocantes que te puedas tirar a la cara! Como diría Obelix, están locos estos ingleses…

Algunas costumbres y normas británicas pueden resultar bastante desconcertantes y hacernos sentir auténticos guiris cuando visitemos el país, por lo que no está de mal conocerlas, tanto las que nos gustaría tener como las que no tanto. ¡Aquí las tienes!

Costumbres inglesas que no nos vendría mal importar

No hay diez minutos de cortesía

Puntualidad al extremo. El topicazo parece ser cierto. Es bastante simbólico que su monumento más emblemático sea el Big Ben, un reloj enorme con el que están sincronizados los relojes de la mayoría de británicos, conocidos en todo el mundo por su puntualidad.Llegar tarde a una cita en Reino Unido, aunque sea un mínimo retraso, se considera una auténtica falta de respeto. No tienen esos diez minutos de cortesía tan necesarios de los españoles.

Lo suyo es el rollo de Willy Fogg en La vuelta al mundo en 80 días , con su bombín y su reloj de bolsillo, desafiando a cualquier imprevisto. En 2018, Michael Bates, ministro de Desarrollo Internacional del Reino Unido, se declaró «completamente avergonzado» por haber llegado tarde dos minutos al congreso. Casi estuvo a punto de renunciar. No, está claro, la puntualidad inglesa no es ningún mito.

10 costumbres inglesas que te sorprenderán

Educación a lo Downton Abbey

Los ingleses repiten constantemente las palabras please, thank you y sorry (por favor, gracias y lo siento). No es algo que digan porque realmente lo sienten, sino que lo hacen por costumbre, de forma automática. Por eso, no responder de la misma manera es considerado una gran descortesía. Piden perdón por todo. Si te chocas por la calle y pisas a alguien, ten claro que se va a disculpar.

No son como nuestras abuelas en el mercado, ellos respetan las colas. Los ingleses hacen cola para casi todo y, además, siempre respetan el turno. La persona que intente saltarse una cola será reprendida por el resto de individuos que aguardan su turno y obligada a situarse al final de la misma. Es como vivir en un mundo ideal…

En el metro igual. Si estás en las escaleras mecánicas, si estás parado debes situarte en la derecha para dejar el paso libre a los que caminan por la izquierda. Si no, oye, son muy educados con sus costumbres inglesas, pero los empujones no te los va a quitar nadie.

En efectivo, por favor

A algunos no les gustará el detalle de la propina, en el que hay que dejar el 10% de lo consumido para que no crean que el servicio o la comida ha sido malo. Pues para compensar, está una de las costumbres inglesas que nos gustaría importar, el cashback. Esta práctica, muy extendida en muchos supermercados, consiste en pagar con una tarjeta de débito un importe superior al de la compra efectuada y recibir en efectivo la diferencia. Una forma rápida de obtener algo de efectivo sin necesidad de ir a un cajero automático.

Es la hora del té

El famoso e insustituible té inglés tampoco es un estereotipo. Otro de los tópicos más extendidos sobre los británicos es su gran afición por esta infusión.
Para desayunar, para el break del trabajo, antes de acostarse, al recibir una visita, té durante una reunión, para resolver una situación complicada… Té para todo. no olvidemos el soberbio arte británico del dunking, es decir, mojar una galleta en el té antes de comérsela. De hecho, una fuente de debate nacional e sincluso qué marca de galletas resulta mejor para el dunking .

El origen de esta tradición comienza en el siglo XVIII, cuando la gente iba realizando la cena cada vez más tarde y se empezó a tener un almuerzo más ligero entre el desayuno y la cena. De hecho, en muchas casas siempre tienen el kettle preparado con el agua hirviendo, listo para preparar una agradable cuppa al instante. Es una forma muy corriente de referirse a la tradicional cup of tea (taza de té), ya que cuando se pronuncia esta expresión suena más como cuppa tea.

¿De verdad toman el té a las 5 en punto? Aunque estamos acostumbrados a pensar que la hora de tomarlo es a las 5 de la tarde, que era además el momento de descanso para los trabajadores de la Revolución Industrial, hoy en día es mucho más laxo, pudiendo darse desde las 3 a las 6 pm. De hecho algunos datos indican que al principio el ritual se hacía a las cuatro de la tarde, pero con el calor del verano, se decidió retrasarlo sesenta minutos.

Lo bueno es que el english afternoon tea no es solo té. Además de una buena taza, solo o con leche, la merienda se acompaña de todo tipo de pasteles, sándwiches, cupcakes, los famosos Victoria sponge –bizcocho relleno de mermelada- y unos deliciosos scone– unos bollitos que se untan en nata y mermelada Una merienda lo bastante contundente como para que te vayas a la cama sin necesidad de cenar.

Cup of tea

Costumbres inglesas de las que no somos tan fan

Besos, ¿pero esto qué es?

Bueno, el problema realmente es que no hay una regla precisa para saludar a alguien en Reino Unido, lo que acaba resultando violento o embarazoso. En un país como España, las reglas sociales sobre el apretón de manos o los dos besos están bastante claras. Allí los saludos pueden ir desde un formal apretón de manos hasta un abrazo, un leve movimiento con la cabeza o incluso un simple Hello. No sabes a qué atenerte.

Lo mejor sería, según su costumbre, dar la mano, en lugar de dos besos, porque si no, lo más seguro es que te hagan una cobra descomunal mientras deseas que te trague la tierra. Al menos no te has llevado una bofetada, que también puede pasar.

El lenguaje corporal también debe cuidarse mucho para no resultar agresivo. Los ingleses no son muy partidarios de utilizar una excesiva cercanía a la hora de hablar, sobre todo si es con desconocidos. Por eso, se aconseja intentar guardar las distancias, especialmente no tocar la espalda o el brazo de nuestro interlocutor, ya que podría considerar este gesto como una gran falta de respeto. Nosotros es que somos muy cariñosos, de tocar y de abrazar y de molestar, esta costumbre no es que nos incomode, es que simplemente nos costaría mucho…

Moqueta hasta en la sopa

En el Reino Unido las moquetas están por todas partes. La razón es que se quitan los zapatos al entrar en casa. Nadie camina calzado por el hogar. Eso está muy bien, pero la moqueta está hasta en los cuartos de baño. ¿No resulta muy higiénico, verdad? Es una de las costumbres inglesas que no nos convencen mucho.

La BBC no se paga sola

Cualquier persona que posea un aparato de televisión tiene que pagar la TV License, una tasa anual para financiar los gastos de la BBC. Este impuesto se aplica incluso a los extranjeros que residan temporalmente en el país y si no se paga, la multa puede alcanzar las mil libras.

Están para coger un camino…

El sistema para denominar las calles de Londres es absolutamente caótico. Una misma calle puede cambiar de nombre varias veces en un mismo tramo. Además, la capital británica posee muchas calles distintas que poseen exactamente el mismo nombre, lo que dificulta enormemente la orientación de los extranjeros. Aunque bueno, teniendo en cuenta cómo funciona allí el metro, esto para ellos no es nada.

10 costumbres inglesas que te sorprenderán

¡Izquierda, derecha, izquierda!

Esta costumbre es de sobra conocida. Reino Unido forma parte del selecto grupo integrado por Australia, Japón y el 34% de la población del planeta que gusta de conducir por la izquierda. Hace muchos años, cuando se circulaba en caballo, las personas llevaban la espada en la derecha, de esta forma podían desenvainar y defenderse con esa misma mano. Esto les obligaba a circular por la izquierda. Fue así en prácticamente todo el mundo hasta que Napoleón (que era zurdo, por lo que desenvainaba su espada por el lado opuesto) decidió darle la vuelta. Los países cercanos o conquistados por el emperador cambiaron y empezaron a circular por la derecha y sus enemigos naturales (como Inglaterra) mantuvieron la izquierda. La verdad es que visto así, tiene sentido, aunque sigue siendo igual de caótico para el resto del mundo.

Ser inmune al clima

A los británicos les da igual el clima, ellos lo tienen muy claro. Es de las costumbres inglesas que más sorprenden.

Buscan el sol como agua de mayo. Como no tienen persianas(costumbre española que deberían importar ellos) les da igual que el sol de verano les achicharre cuando se cuele la luz por la ventana. Es más, cualquier día soleado en el Reino Unido con una temperatura de más de 18 grados provoca la locura en masa. La peña se descamisa, se remanga y deja lo que sea que esté haciendo para sentarse al sol. Literalmente en cualquier sitio al aire libre, por eso muchas veces te encuentras a los guiris rojos como gambas.

No les importa morir congelados ni arder en la hoguera.Cuando te laves las manos, verás dos grifos. Uno de agua fría y otro de agua caliente. No hay término medio, no hay equilibrio. El agua saldrá hirviendo o congelada. Los baños más modernos cuentan con un solo grifo, pero no es la norma habitual, al igual que encontrar un baño con interruptores o enchufes. ¿La razón? El temor británico a electrocutarse tras salir del baño o lavarse las manos.

Lo de «para presumir hay que sufrir» se lo toman al pie de la letra. En un país donde lo más común es ver y sentir lluvia, nubes y viento lo lógico sería que todo el mundo saliera a la calle enfundado en su mejor polar, guantes y bufanda. Pues no, ni abrigo ni nada…Pantalón corto, manga cort… No tienen miedo al frío nocturno. En una gélida noche invernal, si hay que llevar un vestido corto de verano con sandalias de tiras con tacones de aguja, pues se lleva y punto.

Lo mejor para vivir sus costumbres y ya de paso aprender el idioma es ir allí para vivirlo todo en primera persona, pero como ya te hablamos de los pros y los contras de aprender inglés en el extranjero, mientras ahorras para tu viaje, te proponemos una inmersión lingüística desdé el sofá de tu casa aprendiendo inglés online.

¿Te ha gustado el artículo? ¡No dudes en compartirlo en redes sociales! Y por supuesto anímate a probar tus dos primeros entrenamientos gratuitos!

Aprende inglés 300% más rápido. SIN estudiar. ESCUCHANDO historias NUEVAS cada día.

Descubre BrainLang  Pruébalo Gratis

Listening con video imágenes y subtítulos. Miles de historias entretenidas 🙂
El cerebro adquiere el lenguaje ESCUCHANDO. Estudiar es una pérdida de tiempo. ENTRENA tu oído.
Descubre VISUAL-LISTENING. Aprende inglés más fácil y rápido. Aprende inglés online.