Aprender a hablar inglés es más fácil y divertido de lo que crees. O debería serlo. Se trata de hacerlo con la metodología adecuada: entrenando el oído, sin estudiar, porque es así como el cerebro integra el lenguaje. Pero, además, hablar inglés con fluidez tiene un montón de ventajas añadidas que pueden ayudarte a mejorar tu vida. Te resumimos algunas:

screen1

1 Hablar inglés puede hacerte ganar hasta un 30% más de dinero.
Es un hecho, un 70% de las ofertas de trabajo actuales demandan que los candidatos hablen inglés, y no solo eso, las estadísticas muestran que, aquellos empleados con buen inglés, pueden ganar, de media, hasta un 30% más que aquellos que no lo dominan. Así que, aprender inglés resulta siempre una inversión muy rentable cuando se trata de mejorar nuestra carrera profesional.

2 Hablar inglés es el mejor entrenamiento para tu cerebro.
Aprender un segundo idioma es el mejor entrenamiento posible para mantener saludable y en forma nuestro cerebro. Los Estudios demuestran que, dominar más de una lengua, produce resultados beneficiosos a largo plazo y ayuda a prevenir, retrasar o atenuar hasta cinco años de media, los efectos de algunas de las enfermedades neurodegenerativas más extendidas, entre ellas el Alzheimer.

3 Hablar inglés es posible a cualquier edad.
Olvídate de falsos mitos. No es más sencillo aprender inglés de niño, simplemente de niño aprendemos de la manera adecuada: Escuchando, sin estudiar. Tratar de aprender un idioma basándose en el estudio y en la obligación, supone una barrera de entrada al aprendizaje, que, en muchas ocasiones, se vuelve insalvable. Empieza a entrenar tu oído un rato cada día, sin estrés ni obligaciones, y verás como pronto te das cuenta de que la edad no es ningún obstáculo.

4. Hablar inglés mejora la toma de decisiones.
Hay muchas teorías que refrendan esta idea, algunas de ellas promulgadas por el grupo de investigación Brainglot de la Universidad Pompeu Fabra, que estudia cómo el bilingüismo puede afectar al aprendizaje y a otras capacidades cognitivas del sujeto. Concretamente la principal ventaja que resaltan todos los Estudios, entre un cerebro monolingüe y otro bilingüe radica en su capacidad para tomar decisiones. Las capacidades cognitivas de las personas bilingües les permiten ser más flexibles y adaptarse mejor a la realización de múltiples tareas: también muestran una mayor facilidad para concentrarse y memorizar y un menor estrés al enfrentarse a situaciones nuevas.


5 Hablar inglés mejora la autoestima.
Inglés y frustración por no ser capaces de dominarlo son dos cosas que, en muchas ocasiones, van unidas, especialmente en los niños y los adultos que no han tenido oportunidad de disfrutar de periodos de inmersión lingüística en el extranjero ¿Por qué me cuesta tanto entenderlo si yo lo estudio? ¿Por qué no soy capaz de mantener una conversación en inglés? Enfrentarse a ese reto y conseguir superarlo de manera satisfactoria tiene un efecto directo sobre nuestra autoestima, y nos ayuda a reafirmar nuestras capacidades.

Así que, no te pongas excusas. Si quieres aprender inglés, estás en el lugar adecuado. Empieza desde ya a entrenar con BrainLang y seguro que te sorprenderán los resultados.

 

**********************************************************************

Entrena tu inglés con el Visual Listening de BrainLang. Sin Cursos, Sin Clases Sin Rollos

 

 

¿Estás cansada/o de estudiar inglés? ¿Sientes que es imposible dominarlo? Pues tenemos una buena noticia. El problema no eres tú, el problema es que el lenguaje no se aprende estudiando

Párate un segundo a pensarlo: Si no aprendiste tu lengua materna estudiando gramática o rellenando ejercicios ¿Por qué vas a aprender así una segunda lengua?

El lenguaje es una habilidad, no un conocimiento, así que déjanos darte 10 consejos realmente útiles para aprender inglés fácilmente.

10 consejos para hablar ingles facilmente

1. Deja de Estudiar.

Es el primer requisito indispensable. Si quieres aprender inglés, fácil y rápido, deja de estudiar. El lenguaje es una habilidad, no un conocimiento, y no se estudia, se entrena ¿A alguien se le ocurriría estudiar para montar en bicicleta? Con el inglés ocurre lo mismo.

2. Empieza a entrenar tu oído.

Diversos estudios científicos demuestran que, de las cuatro habilidades básicas del lenguaje, Listening, Reading, Speaking y Writing, el Listening es el que tira de todas las demás y te permite progresar hasta 5 veces más rápido: Recuerda que el cerebro integra el lenguaje a través del oído y por eso tenemos que entrenar el oído antes de poder empezar a hablar un idioma.

3. Asegúrate de entrenar en un entorno de bajo estrés.

Pero ojo, es muy importante no agobiarse. No se trata de tener que entenderlo todo a la primera o concentrarse al máximo. El aprendizaje mediante Listening debe producirse de manera natural y en un entorno relajado, a través del input adecuado y adaptado al nivel de cada usuario. Así lo explica también el lingüista americano Stephen Krashen ( Univ Southern California) en su teoría Language Acquisition y así es como BrainLang ha creado la metodología Visual Listening.

4. No te agobies si no entiendes.

Como cuando eras niño/a  lo más importante es empezar entendiendo algunos mensajes: El contexto y la práctica irán ayudándote progresivamente a entender cada vez más, lo mismo que ocurrió cuando aprendiste tu lengua materna.

5. Construye tu propio vocabulario.

Mientras escuchas no hay que agobiarse en entender todas las palabras, es más importante entender el significado por el contexto de la historia.
No interrumpas el Listening en exceso, pero puede ser interesante que te fijes en las palabras que no consigues entender, e intentes anotarlas en alguna parte para ir construyendo tu vocabulario. Ten en cuenta que no hay palabras fáciles o difíciles y que cada persona aprende a un ritmo diferente.

6. Integra el inglés en tu vida dedicándole un rato al día, pero solo un rato.

Está demostrado que nuestro cerebro se entrena mejor en periodos cortos. Los mejores resultados no se consiguen dedicándole horas y horas a una misma materia, sino aprovechando esos breves minutos de atención y tratando de que sean divertidos y estimulantes. Pero recuerda, no te lo plantees nunca como una obligación.

7. Intenta ponerte a prueba manteniendo una conversación (pero sin presión).

Una vez hayas alcanzado un buen nivel de listening será el momento de ponerte a prueba, pero sin olvidarte de los consejos básicos: hablar sobre temas que te interesan y, sobre todo, de un modo relajado. Las sesiones de Speaking de BrainLang están pensadas para ayudarte a evaluar tu aprendizaje manteniendo los pilares claves del aprendizaje inconsciente.

8. Si puedes viajar, hazlo.

No hay mejor forma de aprender inglés de manera rápida que viajando a un país de habla inglesa. La inmersión lingüística y cultural nos permite estar en contacto diario con la lengua y pone a nuestro cerebro en disposición de aprender mucho más rápido. La necesidad de comunicarnos es un motor fundamental para el aprendizaje. Por eso en BrainLang siempre decimos que el mejor método para aprender inglés es viajar a un país de habla inglesa y establecerse allí una temporada, pero, si esto no es posible, entonces nosotros te llevamos la inmersión a casa.

9. Todo el mundo tiene 5 minutos al día.

Crea un hábito, un espacio para ti, para relajarte y disfrutar. Escucha pequeñas historias (como las de BrainLang) como parte de tu rutina diaria y aprovecha ese tiempo para combinarlo con alguna actividad que te guste: pasear, correr, o simplemente relajarte.

10. Si tienes dudas intenta entender la gramática, pero recuerda: nunca pretendas estudiarla.

Tu objetivo es "entender-con-el-oído", y gracias al contexto (aunque, si lo prefieres, puedes activar los subtítulos en inglés, y consultar las traducciones al español y visitar las Guías gramaticales, para tener un contexto más amplio). Pero recuerda que tu único trabajo es DIVERTIRTE (cuanto más relajado estés, más aprendes).COMPRENDER la gramática y la fonética, no es estudiar la gramática como lo haría un lingüista.


Y si estos diez sencillos consejos para aprender inglés rápido y de forma sencilla no acaban de convencerte ¡Prueba gratis el Visual Listenig de BrainLang y convéncete por ti mismo/a!

**********************************************************************

Entrena tu inglés con el Visual Listening de BrainLang. Sin Cursos, Sin Clases Sin Rollos

 

 

Cada vez más evidencias demuestran que, aprender un segundo idioma, no es solo una enorme ventaja para nuestra vida sino que, además, es un entrenamiento esencial para mantener saludable y en forma nuestro cerebro. Concretamente dominar más de una lengua produce resultados beneficiosos a largo plazo y ayuda a prevenir, retrasar o atenuar, los efectos de algunas de las enfermedades neurodegenerativas más extendidas, entre ellas el Alzheimer.

ejercicio cerebro

La revista científica PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences) de la Academia Nacional de Ciencia de Estados Unidos, publicó recientemente un estudio de los investigadores del hospital San Raffaele de Milán, en el que se ponía de manifiesto un dato relevante relativo al desarrollo de enfermedades neurodegenerativas: Las conclusiones del estudio mostraban evidencias de que el Alzheimer se presentaba más tarde en las personas bilingües y, además, lo hacía con síntomas menos severos.

La enfermedad de Alzheimer (de momento sin tratamiento efectivo) es la forma más común de demencia, y es especialmente relevante en las personas mayores de 65 años de edad. Implica un deterioro cognitivo agudo y trastornos conductuales, pérdida de la memoria inmediata y de otras capacidades mentales a medida que mueren las células nerviosas (neuronas) y se atrofian diferentes zonas del cerebro.


Durante el Estudio del Hospital San Raffaele , los investigadores midieron el impacto de la enfermedad en una muestra de 85 pacientes, una parte de los cuales hablaba dos o más idiomas y la otra solo italiano: las conclusiones mostraron que las personas que padecían Alzheimer y hablaban, al menos, dos idiomas tenían, de media, cinco años de edad más que los que sólo hablan un idioma, y, que aún padeciendo la enfermedad, conservaban una capacidad mayor para reconocer rostros, lugares y otros datos relevantes.

"Al comparar los resultados del estudio se observa que, cuanto más se utilizan dos lenguas, mayor es el nivel de los efectos en el cerebro y mejor es el rendimiento. La cuestión no es tanto conocer dos idiomas, sino usarlos constantemente de una manera activa, y durante toda la vida" en palabras de la investigadora Daniela Perani.

Similares resultados se obtuvieron en 2011, cuando la American Association for the Advancement of Science, presentó los resultados de un Estudio propio, según los cuales, tras analizar 450 pacientes con Alzheimer, aquellos que habían hablado dos lenguas la mayor parte de sus vidas desarrollaron la enfermedad, de media, 5 años más tarde que las personas monolingües

Por tanto parece demostrado que el bilingüismo, la educación y la práctica de determinadas actividades recreativas estimulantes, favorecen la reserva cognitiva: la capacidad de hablar dos idiomas, o más, implica una modificación de la función cerebral a dos niveles: uno sobre la actividad metabólica frontal y otro sobre la conectividad entre las diferentes regiones cerebrales, lo que permite minimizar los efectos negativos de este tipo de enfermedades en las personas bilingües.

Por tanto, la Ciencia nos demuestra que aprender idiomas no solo nos permite comunicarnos con muchas más personas, impulsar nuestra carrera profesional, o acceder a mayor conocimiento, también es el mejor entrenamiento para garantizar la salud de nuestro cerebro a largo plazo.

**********************************************

Entrena tu inglés con el Visual Listening de BrainLang. "Sin Cursos. Sin Clases. Sin Rollos.*

 

TE PUEDE INTERESAR:

 

BRAINLANG TAGS:

 

¿AÚN TIENES DUDAS?

Usamos cookies con fín de mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando en BrainLang das a entender que las aceptas.

img pruebalo gratis