Si no consigues explicar la diferencia exacta entre ciertas palabras en inglés - o tienes serias dudas sobre cómo y cuándo usarlas - lo más probable es que no hayas captado a fondo su significado. Pero eso tiene fácil solución.


Although y though

El pequeño esfuerzo que dediques a entender a fondo lo que significa cada palabra (y su traducción exacta al español) te traerá grandes beneficios a la hora de entenderla o de usarla.

“although” y “though”

Although” [ol-thou] significa “aunque”. Es una conjunción que une dos cláusulas. Por ejemplo:

Although I am tired, I will go to your party.
Aunque estoy cansado, iré a tu fiesta.

(Para nota: la cláusula que le sigue a la conjunción se llama “subordinada”, porque depende de la cláusula principal, siendo de un orden inferior: sub-ordinada. Tanto en inglés como en español, la cláusula subordinada puede ir delante o detrás de la cláusula principal. En este caso: “I will go to your party, although I am tired”.)


Though” [thou] significa “a pesar de todo” o “a pesar de eso”; se usa al final de la cláusula (separada por una coma) en vez de al principio, y convierte a la cláusula en subordinada. Así,

I will go to your party. I am tired, though.
Iré a tu fiesta. Estoy cansado, a pesar de eso.

Esa es la principal diferencia. Si consigues distinguir entre “aunque” y “a pesar de eso”, nunca más dudarás sobre cómo usar “although” y “though”. En realidad, “although” es la conjunción principal; para poner más énfasis puedes usar “even though” (que significa igualmente “aunque”), y para quitar énfasis puedes incluso usar “though” (no es incorrecto usarla en vez de “although”, aunque es mejor usarla como hemos visto arriba).

instead of” y “instead

Algo parecido ocurre con estas palabras. “Instead of” [ins-ted of] es una preposición que significa “en vez de”, o “en lugar de” (es una traducción literal de “in-stead of”, pues “stead” significa “lugar”). Así:

I will order fish instead of meat.
Pediré pescado en vez de carne.

Instead” [ins-ted] significa “en vez de eso”, o “en lugar de eso”, y también se pone normalmente al final de la cláusula. (Aunque “instead” es preposición y “though” es conjunción, la construcción en ambos casos es la misma).

I don´t like meat. I will order fish, instead.
No me gusta la carne. Pediré pescado en vez de eso.

Así de fácil. Una vez que tengas claro el significado de esas palabras (en español) y sus diferencias, desaparece el problema. Es un principio que puedes aplicar a otras dudas que tengas: entiende exactamente el significado de cada palabra.

Esas y muchas otras expresiones aparecen con frecuencia en los vídeos de BrainLang, y por eso escucharlos regularmente supone una gran ayuda para que entrenes tu oído y automatices la forma de funcionar del inglés. Cuanto más te sumerjas en el idioma - cuanto más lo escuches - antes lo dominarás.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Entrena tu inglés con el Visual Listening de BrainLang. Sin Cursos. Sin Clases. Sin Rollos.

 

 

 

A no ser que rindas homenaje a Chomsky en lugar de a Santa Claus, como Viggo Mortensen en Captain Fantastic, es probable que no te suene esto del "Narrow Listening". Es un concepto conocido entre lingüistas y uno en particular, Stephen Krashen, el padre teórico de BrainLang.

ChicaMovilFondoAmarillopeq

Krashen sostiene que si escuchamos de forma repetida, o lo que él llama, narrow listen, un contenido breve, interesante y ameno sobre un tema en concreto, conseguiremos aumentar nuestro conocimiento de forma significativa en ese tema. Esta filosofía la han adoptado muchos blogueros y youtubers que se dedican a explicar cuestiones complejas de forma sencilla y amena mediante posts o vídeos, como los de la pizarra blanca conocidos como "Whiteboard Animation".

Pero volvamos a eso del narrow listening: Krashen pronto descubrió que este sistema podía utilizarse no solo en el conocimiento en su sentido más amplio, sino además en el aprendizaje de un idioma nuevo, especialmente para aquellas personas que tienen dificultad en comprender una conversación natural (¿te suena?).

Como los niños que siempre piden escuchar la misma historia una y otra vez (again and again), las personas que escuchan un contenido breve, pero interesante y ameno, una y otra vez, acaban comprendido el mensaje y adquiriendo el lenguaje. Parece sencillo, ¿verdad?

En BrainLang, gracias a nuestra metodología Visual Listening,  hemos creado miles de historias de menos de dos minutos de duración, sobre cuestiones tan diversas como la colonización de Marte o el gato Maine Coon, que puedes escuchar tantas veces como quieras. Además, nuestros expertos video-makers les han añadido las imágenes y los vídeos más apropiados para ayudarte a comprender el mensaje mientras los ves, una y otra vez. Again and again!

¿Quieres probarlo?

***********************************************************************

Entrena tu inglés con el Visual Listening de BrainLang. Sin Cursos. Sin Clases. Sin Rollos.

 

 

 

 

Escuchar un idioma es la mejor manera de aprenderlo. Por alguna razón, las técnicas de enseñanza del inglés, se han centrado durante años en metodologías orientadas al “estudio”, una tendencia que funciona en otros campos del conocimiento (Matemáticas, Historia), pero no con el Lenguaje.

Descubre el visual listening peq

 

Estudiar, como concepto amplio (que engloba aprender gramática, realizar ejercicios, memorizar palabras, etc), es una fórmula que puede ser de gran utilidad para mejorar el dominio de una lengua en una fase posterior, pero no es la fórmula ideal para aprender a comunicarse.

La razón es sencilla, el elemento diferenciador básico entre las diferentes lenguas es su diversidad sonora. Cuando somos niños, aprendemos a identificar aquellos fonemas que son propios de nuestra lengua materna y desechamos el resto (los sonidos que no se ajustan a la estructura lingüística de nuestro idioma). Por eso, cuando nos hacemos mayores, al no estar acostumbrados a identificar y utilizar esos sonidos, nos cuesta tanto entender otros idiomas. Simplemente nuestro oído no está acostumbrado a registrar esos sonidos como palabras y nos parecen ruidos ininteligibles, produciéndose un bloqueo en la comunicación.
Entonces ¿Cuál es la mejor fórmula para aprender un idioma en la edad adulta?

En 1995, el doctor Ashley Hastings decidió estudiar las habilidades implicadas en el aprendizaje de un idioma, y realizó el siguiente experimento: Utilizó a un grupo de estudiantes de inglés para determinar cuál de las 4 habilidades básicas del lenguaje: Listening, Reading, Speaking y Writing, era la que menos dominaban. Después, los estudiantes trabajaron enfocados en esa habilidad que les resultaba más compleja, de forma exclusiva, durante un curso intensivo que duraba 4 semanas.

Tras finalizar el experimento el Dr. Hastings demostró que los alumnos que habían estado enfocados en el Listening, de forma única, no solo progresaban 5 veces más rápido en su capacidad para entender ingles de lo que lo habían hecho los alumnos concentrados en trabajar de forma intensiva una de las otras cuatro habilidades, sino que, además, mejoraron significativamente, por encima del resto de grupos, sus capacidades en el resto de habilidades (Writing, Reading y Speaking). La conclusión evidente del experimento fue que, el mejor modo de mejorar las 4 habilidades básicas del lenguaje, es concentrarse en el Listening.

En la misma línea, en 2006, un Estudio publicado en el Journal of Memory and Language, por la profesora Melissa Baese-Berk, reconocida lingüista de la Universidad de Oregón, reveló que, a la hora de aprender una nueva lengua, resulta mucho más útil para el aprendizaje escuchar esos nuevos sonidos (fonemas) en silencio, antes que intentar pronunciarlos, puesto que el esfuerzo de hablar (imitando lo que oímos) hace que nuestra percepción se distraiga y el aprendizaje se ralentice.

Por tanto, la Ciencia demuestra (cada vez más) que la manera más efectiva de aprender un idioma es entrenar el oído. Lo que nosotros llamamos Visual Listening, que es Listening potenciando la comprensión con video-imágenes y subtítulos, dentro de un entorno de bajo estrés adaptado al nivel de cada usuario.

Si no somos capaces de entender lo que nos dice una persona en una lengua extranjera que conocemos, no es porque no tengamos los conocimientos teóricos adecuados, sino porque no los hemos adquirido como debíamos. Quizá sepamos cómo se escribe y por qué, pero necesitamos entender ese sonido, y que nuestro cerebro sea capaz de interpretarlo e integrarlo como un mensaje con significado. Es así como el cerebro integra el lenguaje. Y para lograrlo solo hay un secreto: Entrenar el oído y en eso en lo que consiste el Visual Listening.

****************************************************************************

Entrena tu inglés con el Visual Listening de BrainLang. Sin Cursos. Sin Clases. Sin Rollos.

 

TE PUEDE INTERESAR:

 

BRAINLANG TAGS:

 

¿AÚN TIENES DUDAS?

Usamos cookies con fín de mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando en BrainLang das a entender que las aceptas.

img pruebalo gratis