Entre los hablantes de inglés como segunda lengua los hay de dos tipos: los que han pasado tiempo en el extranjero perfeccionado su nivel y los que no.

Generalmente, una estancia en un país anglosajón puede marcar la diferencia al aprender inglés. Y es dicen que no hay nada como curtirse usando la lengua las 24 horas del día en un entorno real. ¿Seguro? Repasamos puntos a favor y en contra de irte al extranjero a aprender inglés.

Olvida la música para aprender inglés

Todos conocemos a alguien que es tan fan de Justin Bieber/Backstreet Boys/Abba (elige a quién sea) que ha aprendiendo inglés para entender sus canciones y conectar mejor con su ídolo. Y hay que ser muy fan, porque realmente, aunque parece buena idea usar tu pasión para acerarte al inglés, ninguna canción está pensada para ponértelo fácil. Te contamos por qué en siete puntos.

A priori parece una buena idea: unir tu afición por las buenas películas o las series y verlas en inglés. Incluso, en Internet puedes encontrar miles de videotutoriales sobre cualquier tema en inglés, así que podrías practicar al tiempo que disfrutas de hobbies como la cocina, el bricolaje o el maquillaje.

TE PUEDE INTERESAR:

 

BRAINLANG TAGS:

 

¿AÚN TIENES DUDAS?

Usamos cookies con fín de mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando en BrainLang das a entender que las aceptas.

img pruebalo gratis