¿Sabes por qué celebramos el día de San Valentín? Ahora es sobre todo para que podamos dar y recibir tarjetas, bombones y flores, y para decirle a la gente que les queremos.

Pero, según una leyenda, el Día de San Valentín tiene que ver con un hombre muy valiente.

san valentin

 

El Emperador romano Claudio estaba librando un montón de guerras, pero muchos hombres no querían ser soldados; en vez de eso querían quedarse en casa con sus mujeres e hijos.

Claudio pensó en una solución terrible a este problema: ¡Decidió prohibir todos los matrimonios! Pensó que si los hombres no podían casarse ignorarían a las mujeres y querrían ser soldados. No me imagino de dónde pudo haber sacado esa idea, ¿y tú?

Valentín era un cura que creía que la gente debería poder casarse. Casó a las parejas a pesar de la prohibición, las bodas se realizaron en lugares secretos para que el ejército romano no lo descubriera.

Pero lo descubrieron. Valentín fue detenido y llevado ante el Emperador. Fue enviado a prisión hasta que pudiera ser ejecutado. Mientras estaba en la cárcel, envío cartas a sus amigos y les pidió que rezaran por él escribiendo "Recuerda a tu Valentín". 

Valentín fue ejecutado el 14 de febrero del año 269 d.C.

# # #

El texto arriba es un ejemplo real (en español) de los miles de vídeos (en inglés) que puedes encontrar en BrainLang, y que rápidamente te permitirán acostumbrar tu oído a la lengua inglesa. Ahora puedes entrenar tu oído con vídeos entretenidos y adaptados a tu nivel.

Así que, seas casado o casada, soltero o soltera. . . o lo que sea: “Happy Valentine´s Day!”

********************************************************

Entrena tu inglés con el Visual Listening de BrainLang. Sin Cursos. Sin Clases. Sin Rollos.

 

Algunas palabras son muy parecidas en español y en inglés. Por ejemplo, superstición es “superstition” [su-përs-ti-sh´n], como buena palabra latina que es (más parecida, imposible).

Entre las muchas supersticiones que hay en el mundo, una de las más populares es el día de la mala suerte. Y ahí es donde surge el conflicto.

El "13" es el número de la mala suerte, tanto en inglés como en español; pero, ¿cómo es posible que caiga en viernes para unos, y en martes para otros? ¿Será posible que la suerte esté influenciada por el idioma...? 

TUESDAY the 13th con gato

 Al intentar desvelar ese misterio nos damos cuenta de la importancia que tiene la cultura en cada idioma. Estamos hablando de una idea que viene por lo menos desde la Edad Media (“the Middle Ages”, en inglés es plural), y está influenciada por las respectivas historias, por lo que de hecho le ocurrió a cada grupo de gente.

Para los defensores de “Friday the 13th”, ese día parece justificarse porque hubo 13 personas en total en la última cena (Jesús y sus 12 apóstoles), y ya sabéis lo que pasó después de cenar, precisamente en viernes, el Viernes Santo.

Luego, según los supersticiosos, otros eventos “confirmaron” que realmente ese era el día. Por ejemplo, el 13 de octubre de 1307 el rey Felipe IV de Francia arrestó a cientos de caballeros templarios. (¡¿No es eso mala suerte?!). Y en 1907 Thomas Lawson publicó una novela llamada “Friday the Thirteenth”, hablando de un pánico en Wall Street. Por si fuera poco, ese día aparece en “The Da Vinci Code”. Como ves, todas son señales de “back luck”.

¿Y los hispanos? Pues bien, para ellos y para los griegos (sí, quién lo iba a decir), el día fatídico es “Martes y 13”. El 13 de abril de 1204 Constantinopla cayó en poder de la Cuarta Cruzada, y esa mala suerte se confirmó más adelante con la caída de esa ciudad una vez más, esta vez a los Otomanos, que también fue un martes, el 29 de mayo de 1453. Ahora sí. ¿Quién osaría discutir contra eso...?

¡Ah! Y otra cosa: Martes resulta ser el día de Marte, el dios de la guerra en la mitología griega. Y en griego martes se dice “Triti”, que significa “el tercer día de la semana”, lo cual asusta más aún, porque todos sabemos que “la mala suerte viene de tres en tres”. ¡Uuuhhh!

Como ves, cultura e idioma son inseparables. El supuesto lenguaje universal, Esperanto, no fue adelante por no tener una cultura detrás: no tiene su “Friday the 13th” o su “Martes y 13”.

Por eso, entre otras cosas, para dominar una lengua tienes que sumergirte en ella y en su cultura. Y no hay mejor forma de hacerlo que escuchando los vídeos que BrainLang pone a tu disposición para que consigas exactamente ese objetivo.

Y lo mejor es que no tienes que preocuparte de si es viernes o martes: ¡puedes hacerlo todos los días del año!

Así que, ¡adelante! Y, bueno. . . “good luck!”

***********************************************************************

Entrena tu inglés con el Visual Listening de BrainLang. Sin Cursos. Sin Clases. Sin Rollos.

 

 

 

 Cómo convertir nombres en adjetivos

Una de las muchas similitudes esenciales entre el inglés y el español es que en ambos idiomas el orden de las palabras es importante.

 

race car car race

 


El orden de las palabras es parte de su significado

No es lo mismo “Dog bites man” que “Man bites dog”, aunque las palabras usadas sean exactamente las mismas: perro, hombre, muerde.

En algunos idiomas, como en latín y en alemán, el significado de las palabras dentro de la oración se hace principalmente con pequeños cambios (llamados “inflexiones”) en las palabras mismas. Son las “conjugaciones” (en verbos) y las “declinaciones” (en nombres y adjetivos). En esos idiomas, el orden de las palabras es menos importante, porque cada palabra indica si es sujeto u objeto de la oración (o sea, quién le muerde a quién).

Al contrario que esos idiomas, el inglés y el español son lenguajes “distributivos” que usan relativamente pocas inflexiones y dependen más del orden de las palabras.

En ese contexto, vemos que el inglés generalmente pone los adjetivos antes del nombre - “I see a black cat” - mientras que el español los pone detrás - “Veo un gato negro” - aunque a veces ese orden se puede invertir, como en “The color purple”, o “Es un bello día”.

En inglés los nombres no siempre son nombres

Pero hay una diferencia importante entre el inglés y el español. En español los nombres son siempre nombres, y sólo podemos convertirlos en adjetivos añadiendo una preposición (por ejemplo: “partido” es un nombre; “bola de partido” es el nombre “bola” con el adjetivo “de partido”, que indica qué tipo de bola es).

Y esto es lo importante: en inglés no es necesaria la preposición; con cambiar la posición del nombre en la oración lo convertimos en adjetivo. Lo único que hay que hacer es ponerlo delante de otro nombre para que automáticamente se convierta en adjetivo. Interesante, ¿no? Así:

match ball” = “bola de partido
chicken soup” = “sopa de pollo

world cup” = “copa del mundo
English teacher” = “profesor de inglés

race car” = “coche de carreras
car race” = “carrera de coches

Si prestas atención, verás que estamos rodeados: “Health club”, “home cinema”, “horror movie”, “orange juice”, “pen drive”, “chocolate ice-cream”, “mountain bike”, “information desk”, “phone book”. . .

Además, el inglés permite poner una larga lista de palabras, entendiendo que el único y verdadero nombre es siempre el último, y que todos los demás quedan relegados al papel de adjetivos modificadores. Aquí tienes algunos ejemplos para “descifrar” (siempre de atrás hacia adelante):

----    “Dog day afternoon”   
----    Tarde de [día de] perros (la película con Al Pacino)

----    “Champions league football match”
----    Partido de fútbol de la liga de campeones

----    “Winter storm freeway accident horror”
----    Horror del accidente de la autopista de la tormenta de invierno

----    “Iran evacuation survivor execution trial”
----    Juicio de ejecución del superviviente de evacuación de Irán

Si piensas que puede ser complicado entender ese lenguaje de nombres amontonados (que ponen a veces en los titulares de noticias), tienes toda la razón; es complicado, tanto en inglés como en español.

Pero no hay que llegar a extremos. "Pen drive" y "chicken soup" son perfectamente inteligibles. Lo importante es que ahora sabes cómo cambiar un nombre en un adjetivo simplemente cambiando su posición en la oración.

Y si quieres más ejemplos reales para entender esa sintaxis - la magia de convertir nombres en adjetivos - escucha los vídeos de BrainLang.

*******************************************

Entrena tu inglés con el Visual Listening de BrainLang. Sin Cursos. Sin Clases. Sin Rollos.

 

TE PUEDE INTERESAR:

 

BRAINLANG TAGS:

 

¿AÚN TIENES DUDAS?

Usamos cookies con fín de mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando en BrainLang das a entender que las aceptas.

img pruebalo gratis