La expresión oral es el ámbito que más evidencia tu dominio de una lengua. Si te comunicas con fluidez, es porque las estructuras del idioma están claramente asentadas en tu mente. Pero aprender a hablar inglés no es rápido, especialmente si eliges métodos poco intuitivos o basados en la gramática o. Para aumentar tu fluidez y para que mejores tu speaking a buen ritmo hemos recopilado esta serie de consejos.

"Escuchar y entender"...el secreto para aprender a hablar inglés.

Antes de empezar: sin prisas

Aprender a hablar inglés no es algo que se logre de un día para otro. Olvida a Neo en Matrix, que se conectaba a un ordenador para levantarse diciendo “Ya sé Kung-fu”. Piensa que un niño oye hablar desde que nace y tarda años en soltar palabras inteligibles y aún tarda más en pronunciar frases. Contrariamente a lo que se cree, un adulto adquiere idiomas más rápidamente que un niño (porque ya habla uno o varios) pero igualmente, hay que pasar tiempo escuchando el idioma.

Primeros pasos: la clave es escuchar

Dicen que tenemos dos orejas y una boca para escuchar el doble de lo que hablamos. Este proverbio también puede aplicarse para aprender a hablar inglés. El secreto para lograrlo es pasar meses escuchando y comprendiendo lo que se oye. Al captar los sonidos y traducirlos a significados los aprendemos de forma inconsciente. Obviamente, no vale escuchar cualquier cosa. Si no sabes inglés y te pones a ver la BBC, no mejorarás. Debes buscar contenidos adecuados a tu nivel y puede que al principio necesites apoyarte en algún tipo de transcripción. Además, deben ser temáticas interesantes. Si no sueles leer prensa, ver noticias en inglés no te ayudará porque te aburrirá. Puede que haya algún podcast o canal de YouTube por ahí que te sirva.

Durante el proceso: Evita el estudio

Ya sabemos que no esto de callar para aprender a hablar inglés suena raro. Vayamos por puntos. Ten en cuenta que hablar un idioma pone en solfa muchos conocimientos a la vez (vocabulario, gramática, fonética y sintaxis) y todo ello en fracciones de segundo. Es un proceso que es prácticamente imposible llevar a cabo de forma memorística y consciente, así que el estudio puede complicarlo. Es por eso que hay que escuchar antes que hablar. Y ojo que no lo decimos nosotros. Lo dicen autoridades como Paul Seligson o Stephen Krashen.

Aprender a hablar inglés: el momento ahá

aprender a hablar ingles practica

Siguiendo estos consejos, llegará un día en que las palabras y las frases se formarán solas. La clave para aprender a hablar inglés es haberse expuesto antes a suficientes estímulos o inputs. No notarás un click en tu cerebro ni nada parecido. Simplemente, una situación espontánea te dará pie a soltarte y tus conocimientos te permitirán hacerlo. Quizá no hables perfectamente pero a partir de aquí tus progresos serán increíblemente rápidos, siempre que sigas escuchando y practicando el habla a menudo.

Practicar el speaking en inglés: vence tu timidez

Aprender a hablar inglés es un proceso continuo. Una vez adquirido el idioma, mantenerlo y mejorarlo es cuestión de práctica. Sin embargo, si antes el enemigo era la prisa, ahora lo es la vergüenza. Puede que tu pronunciación no sea perfecta, puede que si te paras a pensar te atasques. Sigue adelante, no pasa nada: como más desinhibidos estamos, más fluidamente hablamos.

Aprender inglés con historias interesantes y comprensibles

En BrainLang sabemos muy bien qué se necesita para aprender a hablar inglés y también sabemos que a veces cuesta encontrar material con el que practicar la escucha. Por eso hemos creado miles de contenidos de todos los temas y niveles para que encuentres tus audios y vídeos para aprender inglés. No hace falta que busques en YouTube ni en la BBC. Los tenemos aquí. Y los primeros 150 están gratis en nuestra demo.

Pruébalo gratis

TE PUEDE INTERESAR:

 

BRAINLANG TAGS:

 

¿AÚN TIENES DUDAS?

Usamos cookies con fín de mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando en BrainLang das a entender que las aceptas.

img pruebalo gratis