¿Por qué los españoles hablamos tan mal inglés? Hay muchos ejemplos ahí fuera. En nuestra clase política pero también en tu entorno inmediato. El inglés es nuestra asignatura pendiente pero... ¡tenemos excusa!

 

Es un hecho: los españoles tenemos dificultades al hablar inglés porque...

1- El español es un idioma fuerte

bandera espanola

Cuánto más fuerte es un idioma, peores hablantes de segunda lengua son sus nativos. Así de fácil. De hecho con el español

se puede ir cada vez a más sitios sin ni tan siquiera pasarse al inglés. Los franceses, los italianos y los rusos tienen problemas parecidos, mientras que los holandeses, los griegos o los daneses no tienen tantos problemas con el inglés porque su lengua materna no es tan hablada. Ser hablante de español es genial porque te abre puertas pero sí, por lo visto también tiene un lado oscuro.

2- Porque no vemos cine en versión original

pelicula

Cabe decir que es una razón a medias, ya que ver contenidos en inglés cuyo nivel sea muy superior al tuyo no hará que mejores en absoluto: seguirás entendiendo demasiado poco. Sin embargo, el caso de Portugal es paradigmático: nuestros vecinos también tienen una lengua materna fuerte y sin embargo, su nivel de inglés es mucho mejor que el nuestro gracias a que se subtitula todo (la relación de Portugal con el doblaje, por cierto, tiene un origen algo oscuro y bastante curioso).

3- No nos hace falta irnos de vacaciones fuera

faro

Puede que por aislamiento político, los españoles hayamos descubierto demasiado tarde el turismo internacional, pero también es cierto que, desde el País Vasco a Andalucía y desde Galicia a Barcelona, aquí tenemos todo tipo de paisajes y de planes de vacaciones… y sin necesidad de pronunciar una sola palabra en inglés. No hace falta salir de España para encontrar pistas de esquí de primer orden mundial o playas paradisíacas.

4- Somos una cultura muy exigente

reirse

En inglés somos el útlimo de la clase pero luego somos los primeros en criticar a Guillermo Amor o a Ana Botella si hablan mal en inglés. Cierto es que alguien con proyección internacional y buen sueldo debería tener un dominio solvente del inglés, pero tendemos a ridiculizar a todo el mundo: nos reímos de quien habla mal y hasta de quien habla demasiado bien, ridiculizando su pronunciación. Quizá este entorno no ayuda demasiado a que los practicantes de inglés se atrevan con ello.

5- Odiar lo inglés y lo americano sigue de moda

donald trump

Eso no es exactamente cierto pero este patrón de conversación te sonará seguro: alguien afirma que tiene pensado aprovechar las ofertas del Black Friday y otra persona le critica que “eso es un invento americano”. Cantidad de cosas que comemos, bebemos y disfrutamos tienen un origen extranjero sin que eso sea un problema. De acuerdo que en muchos aspectos aquí se vive mejor que en el Reino Unido o en EE.UU y que siempre está bien cuidar nuestras propias costumbres. Sin embargo, no tiene ningún sentido cerrarse al inglés por convicción, aunque no sepamos exactamente de qué están tan convencidos.

6- Se nos ha enseñado mal el inglés

estudiar ingles

Seguramente la razón más importante de todas es que el inglés se introdujo tarde en nuestro sistema educativo pero también que se enseña inglés igual que se nos enseña historia o biología: como un conjunto de conocimientos a memorizar, cuando en realidad el inglés es más bien una herramienta que hay que saber usar. Al fin y al cabo, las lenguas sirven para comunicarse. Comprender la gramática pero no entender y hablar una lengua es un contrasentido. Por eso, en BrainLang te proponemos que entrenes tu inglés escuchando vídeos entretenidos y practicando con ellos. ¿Aceptas el reto de mejorar tu inglés?

TE PUEDE INTERESAR:

 

BRAINLANG TAGS:

 

¿AÚN TIENES DUDAS?

Usamos cookies con fín de mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando en BrainLang das a entender que las aceptas.

img pruebalo gratis