El inglés en España: 8 razones por las que a los españoles nos cuesta hablar inglés

El inglés en España: 8 razones por las que a los españoles nos cuesta hablar inglés

¿Qué pasa con el inglés en España? ¿Por qué los españoles hablamos tan mal inglés? Hay muchos ejemplos ahí fuera. En nuestra clase política pero también en tu entorno inmediato.

Aquí todo el mundo sabe de todo hasta que llega la hora de la verdad, pero más allá de pedir un café, dar una dirección o presentarse a alguien, ¿sabemos hablar realmente inglés? La respuesta es no. Pavonearse, sabemos; hablar inglés, no tanto. Está claro, el inglés es nuestra asignatura pendiente pero…¡tenemos excusa!

El inglés en España: Tenemos intención pero no «maña»

  • Los españoles destinan, de media, 10 años al estudio del inglés, y, sin embargo, un 70% reconoce que afirma no hablar inglés en absoluto.
  • Los españoles siguen a la cola de Europa, ya que encuestas de Eurostat or Education First sitúan al país en los últimos puestos del continente. Los que mejor hablan inglés son los vascos y los peores, los extremeños, pero en general, casi el 50% de los españoles de 25 a 64 años no conoce ninguna lengua extranjera.
  • A diferencia de otros países, España apenas ha mejorado en la última década. Y su población de 25 a 34 años se ha quedado muy retrasada respecto al nivel alcanzado por los jóvenes de países cuya población general presentaba hace 10 años tasas de conocimiento similares a la española, como Portugal, Grecia e Italia. Es decir, España perpetúa su mal nivel de inglés mientras otros países lo mejoran.
El inglés en España: Tenemos intención pero no "maña"
  • Nos quedamos en el eterno inglés de nivel intermedio. España se sitúa a nivel medio del dominio de inglés. Las tres calificaciones registradas en España (bajo, alto y, sobre todo, moderado) pueden incluirse en el nivel B1 del Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas.
  • Se trata del primero de los dos niveles de inglés intermedio, lo cual significa que podemos entender las letras de las canciones, escribir mensajes de correo profesionales sobre temas conocidos o incluso participar en reuniones en el área de conocimiento que nos es conocida. Pero ya está, que no pidan más.
  • «Ni encontrar el amor ni ganar más dinero, quiero mejorar mi nivel de inglés». Según un reciente estudio sobre La importancia del inglés en 2020 realizado por ABA English, aprender un nuevo idioma es el principal propósito de este nuevo año según el 25% de los españoles, por delante de otros deseos como viajar más (18%), vivir una vida más saludable (14%), pasar más tiempo con familia y amigos (12%), ahorrar dinero (10%) o cambiar de empleo (7%).  Por detrás, se encuentran propósitos como el de aprender una nueva habilidad (4%), hacer nuevos amigos (4%), realizar un voluntariado (3%) y enamorarse (1%), entre otros (2%).
  • Los cursos online no funcionan. Los españoles intentaron mejorar su inglés pero no lo lograron.Hasta un 62% de los encuestados reconoce que cerró el 2019 con un nivel de inglés Intermedio; mientras que un 30% lo hizo con un nivel Principiante, y sólo un 8% con un nivel Avanzado.El 57% de los españoles realizó un curso de inglés online para intentar mejorar su nivel de inglés durante el 2019, pero seguramente no sabían que el mejor curso de inglés online no es ningún curso.
Razones por las que se nos atraganta el inglés en España

Razones por las que se nos atraganta el inglés en España

El español es un idioma muy potente

Según el informe del Instituto Cervantes, el castellano es el cuarto idioma más potente del mundo. Una lengua global que hablan, con distinto grado de dominio, 580 millones de personas. Cuánto más fuerte es un idioma, peores hablantes de segunda lengua son sus nativos. Así de fácil. De hecho con el español se puede ir cada vez a más sitios sin ni tan siquiera pasarse al inglés.

Los franceses, los italianos y los rusos tienen problemas parecidos, mientras que los holandeses, los griegos o los daneses no tienen tantos problemas con el inglés porque su lengua materna no es tan hablada. Ser hablante de español es genial porque te abre puertas pero sí, por lo visto también tiene un lado oscuro.

No vemos cine en versión original

El inglés en España y el cine en versión original

Como consecuencia de ser un idioma potente, nos beneficiamos de una amplia industria editorial, audiovisual, de traducción y doblaje. Eso es algo que no existe en otros países, donde la gente se ve obligada de forma natural a ver por ejemplo más cine y televisión en versión original subtitulada.

Cabe decir que es una razón a medias, ya que ver contenidos en inglés cuyo nivel sea muy superior al tuyo no hará que mejores en absoluto: seguirás entendiendo demasiado poco. Sin embargo, el caso de Portugal es pragmático: nuestros vecinos también tienen una lengua materna fuerte y sin embargo, su nivel de inglés es mucho mejor que el nuestro gracias a que se subtitula todo (la relación de Portugal con el doblaje, por cierto, tiene un origen algo oscuro y bastante curioso).

El tamaño importa

Bandera de España

Según Antonio Cabrales, profesor en el University College de Londres, las estadísticas no nos benefician y una de las causas fundamentales es la riqueza y el tamaño de nuestro país. En el conocimiento de idiomas, igual que en el resto de resultados educativos, el nivel socio económico influye, y España no deja de ser un país relativamente pobre en Europa, pero el factor que pesa es su tamaño.

Al comparar países de renta equivalente, lo normal es que los grandes tengan un desempeño peor. Los pequeños suelen estar más abiertos al exterior, y sus ciudadanos ven más oportunidades laborales y de otro tipo en el conocimiento de lenguas extranjeras. Los grandes tienen un mercado interior mayor y esto no les preocupa tanto.

No nos hace falta irnos de vacaciones fuera

El inglés en España

Puede que por aislamiento político, los españoles hayamos descubierto demasiado tarde el turismo internacional, pero también es cierto que, desde el País Vasco a Andalucía y desde Galicia a Barcelona, aquí tenemos todo tipo de paisajes y de planes de vacaciones… y sin necesidad de pronunciar una sola palabra en inglés. No hace falta salir de España para encontrar pistas de esquí de primer orden mundial o playas paradisíacas.

Somos algo «cabrones»

No es que seamos mala gente, es que somos una «cultura muy exigente«. En inglés somos el último de la clase pero luego somos los primeros en criticar a Guillermo Amor o a Ana Botella si hablan mal en inglés. Cierto es que alguien con proyección internacional y buen sueldo debería tener un dominio solvente del inglés, pero tendemos a ridiculizar a todo el mundo: nos reímos de quien habla mal y hasta de quien habla demasiado bien, ridiculizando su pronunciación.

Quizá este entorno no ayuda demasiado a que los practicantes de inglés se atrevan con ello por vergüenza o temor a ser criticados. De hecho, suele decirse que los españoles «sabemos más inglés del que creemos pero nos cuesta soltarnos.

Odiar lo inglés y lo americano nunca pasa de moda

Donald Trump

Eso no es exactamente cierto pero este patrón de conversación te sonará seguro: alguien afirma que tiene pensado aprovechar las ofertas del Black Friday y otra persona le critica que “eso es un invento americano”, al igual que Halloween o Papá Noel. Cantidad de cosas que comemos, bebemos y disfrutamos tienen un origen extranjero sin que eso sea un problema.

De acuerdo que en muchos aspectos aquí se vive mejor que en el Reino Unido o en EE.UU y que siempre está bien cuidar nuestras propias costumbres. Sin embargo, no tiene ningún sentido cerrarse al inglés por convicción, aunque no sepamos exactamente de qué están tan convencidos.

El inglés en España…¿Qué hacemos mal?

Los profesores no pueden con su vida

El modelo bilingüe se pone en duda. Las opiniones en torno al resultado de las escuelas bilingües en inglés, que en algunas comunidades representan ya más de la mitad del total, están muy divididas. Mientras que unos creen que enseñar el idioma a través de otras asignaturas ha mejorado mucho el dominio del inglés por parte de los alumnos, otros critican que es un modelo segregador que sacrifica los contenidos de otras materias, siendo apto únicamente para los que reciben refuerzo extraescolar y penalizando de forma adicional a los alumnos con dificultades de aprendizaje.

Independientemente, decenas de profesores han coincidido en señalar el bajo nivel de inglés oral en las clases como causa de que no se aprenda bien en España. ¡Y eso que es la vía natural para conocer una lengua! Un idioma se aprende con el uso y la exposición, pero en España, más que practicar el Listening o el Speaking, los docentes tienden a utilizar más las actividades escritas en la enseñanza del inglés. ¿El motivo? Es una herramienta más práctica para manejar a grupos de 25 o 30 estudiantes…

Se nos ha enseñado a «estudiar inglés»

Si  tenemos en cuenta que en España se “estudia” el inglés desde el colegio, generalmente a partir de los 3 años (2 años antes que otros países de la UE como Italia, Luxemburgo, Austria o Portugal, donde los niños empiezan a estudiar inglés a los seis años de edad) y que, durante la educación secundaria el porcentaje de alumnos que lo estudia roza el 100%, tenemos muchos motivos para preguntarnos qué está fallando.

Seguramente la razón más importante de todas es que se nos enseña inglés igual que se nos enseña historia o biología: como un conjunto de conocimientos a memorizar, cuando en realidad el inglés es más bien una herramienta que hay que saber usar. Al fin y al cabo, las lenguas sirven para comunicarse. Comprender la gramática pero no entender y hablar una lengua es un contrasentido.

Si cuando eras un bebé no aprendiste tu lengua materna estudiando gramática o rellenando ejercicios sino simplemente escuchando, ¿por qué vas a aprender ahora así una segunda lengua? ¿No tiene sentido, verdad? El lenguaje es una habilidad y no un conocimiento. Desde la prehistoria, cuando no había escritura, ni academias, ni profesores nativos, los seres humanos hemos adquirido el lenguaje de la misma forma que aprendemos a andar. Y es que el inglés no se estudia, se entrena.

Nuestra metodología Visual Listening para aprender inglés online está basada en la teoría de adquisición de segundas lenguas de Stephen Krashen, famoso lingüista e investigador educativo. Según esta teoría, el cerebro está preparado para adquirir el lenguaje de forma natural, captándolo de manera subconsciente al escuchar y comprender mensajes como en la lengua materna, por lo que aprender un idioma debe hacerse de forma natural e inconsciente.

La teoría también demuestra que el aprendizaje mediante listening debe producirse con un orden natural, sin estructuras o un programa establecido, en un entorno relajado, sin presiones ni estrés. Te proponemos que lo compruebes por ti mismo escuchando gratuitamente los dos primeros entrenamientos con nuestras vídeo-historias en inglés . ¿Aceptas el reto de mejorar tu inglés y dejar en mejor lugar a los españoles?

Aprende inglés 300% más rápido. SIN estudiar. ESCUCHANDO historias NUEVAS cada día.

Descubre BrainLang  Pruébalo Gratis

Listening con video imágenes y subtítulos. Miles de historias entretenidas 🙂
El cerebro adquiere el lenguaje ESCUCHANDO. Estudiar es una pérdida de tiempo. ENTRENA tu oído.
Descubre VISUAL-LISTENING. Aprende inglés más fácil y rápido. Aprende inglés online.